Evidentemente, es una broma 😉

Todos los procedimientos quirúrgicos conllevan algún grado de riesgo.

Afortunadamente los factores de riesgo en Rinoplastia son bastante pequeños. La gran mayoría de pacientes que se someten a rinoplastia no tienen complicaciones. Puede existir algún grado de sangrado postoperatorio, hinchazón y cierto grado de edema, pequeñas irregularidades y ligeras asimetrías, ya que no todos los factores que intervienen en la cirugía están bajo el control del cirujano.

Es cierto, sin embargo, que todas estas complicaciones ocurren muy raramente. En algunos pacientes con importantes deformidades nasales ( muy torcidas, con graves fracturas, etc..) no siempre es posible corregir todas las deformidades en una sola operación; a veces una segunda operación “retoque” será necesaria. Este “retoque” deberá hacerse al menos 8-10 meses después de la primera intervención. Generalmente esta segunda intervención no requiere ingreso hospitalario y podrá hacerse en Hospital de Día, pudiendo el paciente marcharse a dormir a casa.

complicacion rinoplastia

Complicación rinoplastia-Hematoma

Hematomas faciales postcirugía. Estos hematomas tienden a desaparecer en pocos días o semanas, y no dejan secuelas a largo plazo.